Vida parroquial
     

 

 

SACERDOTES NACIDOS EN LA SOLANA

Con este apartado, queremos hacer un pequeño homenaje a todos aquellos sacerdotes que han nacido entre nosotros, y hoy son testigos del Señor llevando su mensaje por el mundo.

Si conoces a alguno que haya nacido en La Solana y no se encuentre en esta página, hazlo saber en la dirección santacatalinaparroquia@gmail.com y lo incluiremos. Gracias.

 

Vicente Morales Briones

Vicente Morales nace la céntrica calle de la Carrera en el año 1938. De familia profundamente religiosa -tiene una hermana que es hija de la Caridad- ingresa en el Seminario Diocesano de Ciudad Real al cumplir 16 años. Por necesidades familiares reibe la ordenación de manos de un Obipos de Sudamérica, en Madrid, el 22 de abril del 1962 sin perder su incardinación en la Diocesis de Ciudad Real. Su primer destino fue en Malagón , donde estuvo cinco años, desde allí marchó a la misión diocesana de Cali (Colombia) donde estuvo cuatro años y al regresar de la misión, de nuevo, por necesidades familiares, se queda en Madrid trabajando pastoralmente en distintas parroquias. Durante 20 años estuvo en la Parrroquia de la Paz de la capital española incardinandose en aquella Diócesis. Hace unos 15 años marchó a Santiago de Chile para trabajar en una parroquia de nueva creación en Santiago, capital del pais chileno. Actualmente se encuentra en esta misión.

 

 

 

 

 

Antonio Campillo Briones

Nace en la calle Concepción nº 7 de La Solana en 1933. Hijo de Don Jesús Campillo Villena y Doña María Catalina Briones García de Mateos. Ingresó en el Seminario en 1945, haciendo sus estudios de latín en el Seminario de Granada, regido por los PP. Jesuitas, y los de filosofía y primeros de teología en el Seminario de Ciudad Real. Realizó dos cursos de teología en la Universidad Pontificia de Salamanca, obteniendo el grado de Licenciado en Sagrada Teología. Fue ordenado sacerdote en la Catedral de Salamanca el día 20 de abril de 1957, ejerciendo su ministerio en esta Diócesis como Párroco de Cañada de Calatrava y Caracuel, coadjutor de la Parroquia de Santa María Magdalena de Malagón, primer Párroco de la Parroquia de Santa Teresa de Jesús de Malagón de nueva creación, y Párroco de Chillón.

El año 1965 ingresó por oposición en el Cuerpo Eclesiástico del Ejército, ejerciendo su ministerio en varios destinos, terminando como Vicario Episcopal en la Región Militar de las islas Baleares.

Actualmente reside en Albacete.

Santos Montoya Torres

Santos Montoya Torres nace en La Solana en 1966 de padre solanero y madre cristeña (San Carlos del Valle) que, desde niño le transmitieron la fe que en su caminar, y despues de haber realizado estudios civiles, le hizo un día responder a la llamada de Dios. Por motivos profesionales de su padre tienen que marchar a Madrid donde Santos recibe de Dios la vocación en plena juventud. Es ordenado sacerdote en 2000 y destinado como director del Colegio Arzobispal-Seminario Menor de la Inmaculada y San Dámaso de Madrid. Actualmente es párroco en la Beata María Ana de Jesús en Madrid.

 

 

Benicio Díaz-Mayordomo Romero Avila

Nace en uno de los barrios más históricos de la Solana: el barrio del Santo. Hijo de Alfonsa y Benicio, emigró con su familia a Madrid en 1958 con 10 años de edad. Sus estudios sacerdotales los realizó en el Seminario de Madrid, del que salió para ser ordenado el 22 de diciembre de 1973. Sus destinos han sido en el Puente de Vallecas (10 años), en Villaconejos (12 años). Actualmente es párroco de la Iglesia de Santa María de la Cabeza en Madrid y encargado del Registro en el Arzobispado de esta Díócesis.

 

P. DOMINGO JIMÉNEZ GARCÍA-ABADILLO

Domingo nace en el mes de octubre de 1938 en La Solana aunque luego sería criado en Torrejón de Ardoz (Madrid). Fue el 1 de septiembre de 1963 cuando Domingo Jiménez partió desde Torrejón para unirse a los Javerianos. Posteriormente le trasladaron el noviciado a Álava, recordando su ordenación y su marcha a la misión de Sierra Leona, donde ha permanecido 32 años, una experiencia que ha contado en los muchos libros que tiene publicados sobre su permanencia en aquella tierra africana, en la que incluso estuvo a punto de perder la vida en una de tantas revoluciones en la que le tuvieron encañonado con un fusil, salvándose milagrosamente.

En la actualidad, desde que hace 5 años y por motivos de salud tuvo que volver de la misión de Sierra Leona, el Padre Domingo se encuentra en la casa de la orden Javeriana en Murcia, donde colabora en diferentes labores pastorales, se dedica a buscar ayuda para las misiones y a contar sus experiencias para que nadie olvide la necesidad de colaborar.